C/ Leyre Nº17
CP/ 31003 Pamplona, Navarra
+ 948 178 399

Solicita tu cita

Rostro SIC
Cirugía maxilofacial

Nuestra clínica, como centro especializado en la salud maxilofacial, vuelca su trabajo en el el estudio, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las enfermedades -tanto congénitas como adquiridas- en la boca, mandíbula, cabeza y cuello que requieren de una intervención quirúrgica.

Tratamientos

Fisura de labio y paladar

También conocidas como labio y paladar hendido, estas fisuras son defectos congénitos que afectan el labio superior y paladar.

Estas no solo influyen sobre la apariencia física de la cara; también dificultan el comer o el hablar; o incluso pueden provocar infecciones en el oído.

Desde SIC, corregimos este tipo de afecciones, que se presentan desde el nacimiento.

Cirugía primaria

Queiloplastia: una intervención para corregir las alteraciones congénitas del labio devolviéndole su forma natural.

Palatoplastia: procedimiento quirúrgico que llevamos a cabo a través de pequeñas incisiones sobre el paladar para corregir el problema de manera sencilla.

Alveoloplastia: una técnica a través de la cual remodelamos el hueso de la maxilar del paciente (o hueso alveolar) con el fin de datarle de una mejor apariencia en torno a su forma y función.

Cirugía secundaria y corrección de secuelas

Cirugía ortognática: cirugía a la que recurrimos para reconducir la parte superior de la mandíbula a través de un un corte quirúrgico sobre el hueso maxilar.

Distracción ósea: también conocida como distracción osteogénica, esta técnica es una alternativa a la anterior. A través de ella, logramos alargar el hueso gradualmente. Tras cortarlo, separamos sus extremos poco a poco, dando lugar a un nuevo espacio en el que se pueda formar una estructura ósea nueva de forma natural.

Rinoplastia con fisura: habitualmente, recurrimos a la rinoplastia para corregir fisuras en el labio.

Cirugía de posibles secuelas: llevamos a cabo intervenciones complementarias a las anteriores para corregir las posibles secuelas que pueda presentar el paciente tras ser sometido a alguna intervención.